Año 1 – Inglaterra

Portada año

¡¡Hola a todos l@s lector@s de la web!!

 

Para los que me seguíais en la otra Web y para los que sabéis un poco de mi historia, supongo que esperábais sabiendo de mi afición por escribir del artículo que hiciera un repaso al año 1, fuera de casa, en Inglaterra para ser más concretos. Qué rápido pasa el tiempo, y ya hemos dejado atrás 365 días de aventuras y experiencias: diferentes, nuevas, complicadas y bonitas también.

PONIENDO EN SITUACIÓN

Fue en 2015 cuando nos quedamos sin trabajo, sin equipo de fútbol y decidimos no buscar nada más cerca de dónde estábamos y salir, ir a Inglaterra. Una vez tuvimos claro que nada haríamos por encontrar nada más la cuenta atrás estaba echada.

El día 2 de Febrero con el coche cargado con todo lo que era nuestro, nos íbamos, que curioso que en un coche hubiera espacio para todo, ¿no? Pero al final cuando nos vamos, de poco sirve lo que tenemos, para que engañarnos, venimos sin nada y nos vamos con menos.

Siempre explicamos cuando contamos como fue nuestra salida del país que lloramos como dos niños chicos pensando que ‘uff que lejos nos íbamos, igual no los volveríamos a ver’ qué pensamiento tan exagerado, con el tiempo nos dimos cuenta y nos reíamos de ese pensamiento, pero NO al principio (¡qué serio parecía todo!).

Hay una pequeña diferencia entre irte en avión o hacerlo en coche, si te vas en avión en 2h 30′ ya te has ido, pero en coche es como que el proceso se alarga, porque mientras conduces no es un: me he ido, es un: me estoy yendo y yendo y yendo…

Paramos en Orleans, camino de Calais, y la noche como dos niños también con alguna que otra lagrimilla, alguna que otra vez nos comentamos la posibilidad de volver si es que no lo queríamos, pero es que no habían pasado ni 10 horas, no nos habíamos ido. Creo que fue el miedo a enfrentar una situación nueva, desconocida para nosotros. Ver cómo podría ir ese año que nos habíamos propuesto irnos.

PRIMEROS MESES

Al principio estuvimos en casa de la familia de Danae, mi pareja. Algo que nos sirvió para mejorar nuestro inglés muchísimo y más cuando todos los días teníamos clases de inglés: para comunicarnos. El primer día cenamos en silencio, no entendíamos nada.

En la primera semana Marisa y Lindsay, los tíos de Danae nos consiguierón el trabajo (más Marisa que es con quien fuimos). Fue curioso ir a la vacante del sitio anunciado en el JobCentre (donde no nos podían ayudar porque necesitamos ser 3 meses residentes en España) y ver como sin abrir boca nos dieron el trabajo (algo complicado de imaginar en España, ¿no?). Pasamos nuestra prueba y los dos estábamos contratados, runners (llevar la comida a la mesa y recoger platos y vasos).

En el tema del fútbol hay diferentes artículos en la web que explican y aborrecen como ha sido todo.

PRIMERAS VISITAS DE ESPAÑOLES Y NUESTRAS PRIMERAS SALIDAS

En mayo nos visitaron Marian, Marc, Sergi, Carla y Toni, familia de Dan que se hospedaron en el Hotel donde nosotros trabajamos. Fue un fin de semana divertido. Era la primera visita que teníamos y después de 3 meses los primeros familiares que veíamos (no cuentan los Skype).

Estuvimos haciendo motocross, vinieron a verme jugar y pasamos un par de tardes en casa jugando a diferentes juegos de mesa, la ‘pera’ muchos de ellos y seguramente juegos que sólo jugarás si es con la familia Gillespie.

Para mi cumpleaños en Mayo hicimos nosotros la primera visita que fue sorpresa para la familia de Danae y para algunos de los miembros de mi familia. De hecho llegamos un sábado y hasta ese mismo día por la noche la familia de Danae no la vieron y eso que estuvimos en casa de Luis con toda mi familia y raro que no hubiera alguna ‘filtración’ con lo que nos gustan en general las redes sociales a la familia.

Fue sensacional disfrutar de todos ellos ver que nada había cambiado para mal y que para bien, tampoco estábamos tan lejos. Así que al margen de echarnos mucho de menos, todo estaba genial. Estábamos avanzando todos: los más pequeños creciendo, los jóvenes madurando y los mayores envejeciendo, ¡Tiempo! ¡Maldito tiempo para algunas cosas!

EL VERANO

En verano nos reservamos un par de semanas para irnos a Barcelona, en el Hotel donde trabajábamos acabamos mal, pero no se podía acabar de otra manera. Nadie le gustaba trabajar bien, y cuando eso sucede es normal que la gente que si lo hace se frustre y si encima tienes el hándicap de discutir en un idioma que no es el tuyo, te frustras más, pero aun así discutimos algunas veces, ¡qué inglés tú! Aunque sobretodo, ¡Qué seguridad! Porque al final lo peor de hablar una lengua que no dominas es la verguenza, si la controlas o la dominas, hablas hasta chino mandarín.

Pasamos 2 semanas en casa, una escapada a Begur con playita y solecito. ¡Perfecto! Unos días perfectos. Esa vez creo que extrañamos un poco Inglaterra, porque sentimos que todos estaban haciendo la suya e igual nos dimos cuenta que habíamos estado bastante tiempo apartados. Bueno, que no formábamos parte de la suya, es la sensación que tuvimos en esa escapada. Y dudamos con que igual nuestro lugar pudiera haber cambiado, una mezcla de sentimientos extraños. Echábamos de menos a la familia Gillespie y teníamos ganas de verlos de nuevo, aunque nuestro paso por Felixstowe ya llegaba a su fin porque nos mudábamos a Chelmsford (para ser más precisos, solo llegar).

El trabajo en Chelmsford lo conseguimos antes de irnos, en otro restaurante. Empezaríamos al volver. En Junio llegarían Marc y Ari, amigos de Danae a Inglaterra, sin Alaska (la perra) que llegaría más tarde.

ÚLTIMO TERCIO DEL AÑO

Después del verano e instalados en Chelmsford pasamos a vivir en una casa compartida, con 2 parejas más. Con una diferencia de edad bastante considerable y de países diferentes la convivencia no fue mala, pero era tensa. Creo que hay gente que dentro del vivir en una casa compartida no entiende el que viva más gente y el que hayan más opiniones. Creo que no todos tenemos la misma situación y por lo tanto encontrarte con 50 años en una casa compartida no sea lo mismo que hacerlo con 24. Esa es mi opinión.

En setiembre nos mudamos con Marc y con Ari a la casa donde estamos ahora. No está mal. A Danae no le acaba de hacer el peso, pero para lo que pagamos y para ser de alquiler creo que está bastante bien. Tiene razón cuando dice que es un poco vieja y quizás eso que acusa a que no le acabe de gustar sea por eso.

Una semana después de movernos tuvimos de nuevo visita: los padres de Danae, su hermana y unos cuántos por mi parte (somos un poco Gipsy en este sentido). Ese fin de semana lo pasamos juntos, un poco limitados igual por el número y de cara a hacer cosas pero verlos de nuevo fue una alegría pasar tiempo con ellos, conocer Londres con ellos (porque no habían estado) y compartir de nuevo conversaciones, sonrisas, momentos.

Antes de Diciembre o a principios (no recuerdo bien) hicimos una escapada a Escocia aprovechando días libres que teníamos. Muy bonito y frío también, ¡Brrr! Qué frío.

NAVIDAD

Una semana antes de Navidad, porque ya sabíamos desde hacia meses que no podríamos volar a casa en Navidad, me llevé otra sorpresa: 24 vinieron!!!! La familia había venido para celebrar juntos lo que este año me iba a perder. Si éramos muchos la otra vez imagina ésta! Pero fue sencillamente, ¡Perfecto! Cabe decir que ninguna de las dos veces que ha venido la familia hemos ganado, para ser más exactos he perdido en el fútbol.

Las Navidades en Inglaterra las guardamos como algo diferente, especial. A nivel de fútbol muchos partidos, no afloja el ritmo nunca aquí.

ENERO

Antes de acabar el año fiscal 31 de Marzo, teníamos que disfrutar todas las vacaciones que nos correspondían. Así que volvimos a ir a Barcelona: 10 días. Ver a la familia después de mucho tiempo (para Danae), menos para mí.

Esta vez creo que estuvimos mucho más cómoda que la última en verano e igual irnos se nos fue un poco más raro, pero sólo eso. No estamos viviendo donde nos gustaría vivir mañana y sabemos que tiene viaje de vuelta pero aun queda disfrutar un poco de lo que nos queda (que al final lo que vives es solo una vez) y decidir qué haremos, para cuando nos acabe la renta de la casa en Setiembre.

EL AÑO VISTO DESDE OTRA PERSPECTIVA

Y no todo es de color de rosas. Creo que lo más difícil de este año ha sido la que no se ve. La que las fotos de Instagram no reflejan, las que Facebook no te deja entender. Las que muchas veces ni entre nosotros nos descubrimos y nos es más que aquello que no se dice. Se vive.

Dentro de la felicidad de salir a por algo mejor, al lado de quien quieres y quieres mucho. Hay momentos, momentos para todo. Donde parece que estás super sincronizadísimo, otros en los que se tuercen un poco, igual también por todo el tiempo que pasas junto al largo del día, pero momentos que sin duda se viven y se pasan.

Y no sólo con la persona que tienes al lado, también con las personas que no están cerca físicamente pero si en tu mente. Por muy fuertes que queramos ser hay momentos para todo. En algunos en los que pensar en los que no están cerca nos hace apenarnos, por impedirles vivir esta época junto a nosotros o por yo que se que será lo que piensen.

Las personas somos una caja de sorpresas pero por la cantidad de emociones y sentimientos que guardamos en nuestro interior. Hay muchas circunstancias que condicionan el cómo se abrirá esta caja de Pandora. La distancia, el estado de ánimo, el clima, el día de la semana, el mes en el que estamos. Sujetos a tantas cosas.

Pero sí que es verdad que en este camino, porque es lo que es. Nuestra relación ha salido reforzada: estamos viendo de qué pie cojeamos y en qué momento flaqueamos. Cuando reír es lo que queremos, cuando necesitamos el hombro o simplemente salir y desconectar. Sabemos también que los problemas hay que enfrentarlos de cara y plantearlos tal cual vienen.

Podría decir que incluso las palabras te quiero, para mi ya tenían valor cuando se las dije en el primer momento que las dije, pero si se lo digo ahora, creo que es un te quiero mejor (no es diferente), es mejor. Pero sé que si mañana se lo digo de nuevo, será mejor que el de ayer, así pues he decidido que te quiero NO ES la palabra que usaré más. A partir de ahora será: TE ESTOY QUERIENDO.

Muchas gracias por leer el artículo y espero que no haya resultado muy muy aburrido… ¡Aunque igual un poco!

1 16603100_10210359273731462_8730551448126717291_n 16681649_10210359273691461_5798226146569276841_n 16708664_10210359273171448_6886714809856178868_n 16729312_10210359272771438_8302612591209363881_n 16729523_10210359272651435_2316237079932770718_n

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *