Los viajes de Liam: LAS 3 BODAS

Viajes de Liam

Sonará la entrada a qué Liam ha viajado por todo el Mundo, ha pisado los 5 continentes y esta hecho un experto en eso de viajar, pero la realidad del artículo es un poco diferente. Liam que próximamente cumplirá el añito, le quedan aun 3 meses ha viajado a Inglaterra, Escocia y Menorca,

 
 

¡ 3 BODAS !


 

Si bien mucho antes de que tuviéramos la noticia de que Liam estaría con nosotros, los primos de Danae: Alex y Charlotte nos invitaron a su boda. Una noticia fantástica, y aún más cuando les dijimos que no seríamos 2 que seríamos 2 y cuarto. La boda estaba para Agosto y Liam por aquel entonces ‘programado para el 19 de Junio’. En el siguiente artículo por eso os comentaré las diferentes experiencias que hemos tenido en cada una de las bodas, que lejos de ser memorables, que lo han sido, han guardado muchos más secretos: desde los aviones, los alojamientos y las experiencias de Liam.

 

Inglaterra

 

Que Liam fuera prematuro tal vez fue una suerte para su experiencia más allá de los charquitos. Tanto así porque al nacer una de las primeras preguntas que hicimos era si el niño podría volar con 3 meses y una semana, la respuesta fue que sí. Nuestra presencia en la boda estaba más que asegurada.

Antes de asistir a esa primera boda, antes incluso de que Liam naciera ya nos comunicaron la segunda en Escocia para finales de año, por el hecho de ir tomando nota…

 
 

Su primer y segundo vuelo: IDA Y VUELTA

 

Liam en el aviónbebé a InglaterraLa verdad que en esa primera ocasión los vuelos fueron tal vez el menor quebradero de cabeza. Liam se lo pasó genial mirando el asiento de delante, las instrucciones en caso de emergencia pero sobretodo el color amarillo. En ese caluroso mes de Agosto estaba todo controlado, porque claro está que cuando viaj
as con un bebé todo lo que llevas en el avión, es muy parecido a todo lo
que tienes en la casa: muchos pañales, 3-4 cosas de cada, muchos juguetes (a los que no le hace ni caso), muchas bolsas y más y más bolsas.

Es necesario decir que a nivel personal creemos que el coste por volar del bebé, incluyendo todo lo que entra, amenos con Ryanair no era excesivo. Si que es verdad que depende en que época del año le puede salir más caro a él que a ti volar pero puedes llevar bastantes piezas contigo: esa vez con Ryanair llevamos…

  • Carrito de dos piezas, hasta el avión. Luego lo metieron en parte de maletas,
  • Sillita del coche que facturamos directamente
  • La maleta del niño + La Bolsa del carro

Nos salió el conjunto por 25 libras ida y 25 libras vuelta, algo que no nos pareció excesivo.
 
 

Escocia

 
Esta fue la segunda boda, de la parte de familia de su madre inglesa. En este caso nos notificaron el enlace con menos tiempo, pero nosotros nos apuntamos a un bombardeo y también por aquello de:

‘ Al final lo que queda son las experiencias que has vivido ‘

 
Y nosotros pues vamos sumando experiencias. 

Su tercer y cuarto vuelo: A Edimburgo y desde Glasgow

 

viajando a EscociaA Escocia fuimos el último fin de semana de Noviembre, mucho frío pero eso no es problema. Dentro del avión era lo mismo, lo interesante en esta ocasión es que la experiencia de vuelo fue ligeramente diferente, tanto en la ida como en la vuelta. Liam tendría por entonces, 6 meses. Algo más consciente, no del vuelo en sí, pero durante todo el rato. Estar en la misma posición le agota, no estar entretenido también… El caso es que pensamos que sería bueno llevarnos como siempre hacemos el biberón para que lo tomara cuando fuéramos a despegar, se calmara y con un poco de fortuna, por que no… se durmiera.

La realidad fue bastante diferente de lo que nosotros habíamos imaginado, ¡vaya algo normal! Hasta el punto de darle el biberón antes de despegar fue todo según lo planeado, la pequeña diferencia fue que cuando el avión le metió caña para separarse del suelo, Liam devolvió todo el biberón. ¿Recordáis aquello de al avión vas cargado, etc, etc y el pequeño detalle de que íbamos a una boda? Genial, así nos presentábamos a Edimburgo, ¡Sin problema!

El viaje de vuelta fue mucho más tranquilo, de hecho casi todo el vuelo se portó genial. Entretenido, eso sí. El pequeño problema apareció cuando el piloto indicó que empezábamos el descenso y activo los cinturones. Esa vez no había biberón y el chupete no pareció hacer el efecto deseado, deseado por nosotros y es que los oídos no le dolieran. La verdad que luego no nos dijo que le pasó, pero empezó entre a llorar-gritar-gritar-llorar hasta que hubo un momento que hizo BLUUUUFFFFF y se apagó. Se quedó frito. Si mal no recuerdo pudieron ser 8 minutos (sí, ni 10 ni 5) parecieron 20′ e igual a alguno le dio la sensación que fueron 40′ pero que se durmió, al final se durmió.

Este es el resumen de nuestro viaje (Viaje en si mismo) a Escocia, cada vez aprendiendo cosas nuevas. Además en Escocia pobre estuvo constipado y se le notaba, seguramente eso agudizó la molestia en los oídos aparte de sacar mocos como panes, cascadas de lava.

 
 

Menorca

 

Para el enlace de Menorca fue cuando menos aviso tuvimos, en este caso fue mi primo el que se casaba. Un viaje express puesto que Danae trabajaba y yo entrenaba el viernes por la noche y jugábamos frente a Martorell el domingo por la mañana. Saldríamos pronto, para llegar pronto y volveríamos pronto para llegar a tiempo.

 

Su quinto y sexto vuelo: Menorca, 24 h express

 

bebe con el piloto a MenorcaUn vuelo corto de 45′ si llega. Puntuales en el aeropuerto con todo preparado, ayudarme con la lista: muchas bolsas y más bolsas, el carro, (esta vez ni trona ni sillita del coche), muchos juguetes, muchos biberones, muchas muestras de comida (papilla – claro el niño ya tenía 8 meses…),… En fin, un buen arsenal de material.

Todo sobre la marcha con Vueling preparados para salir a la hora, el vuelo empieza a retrasarse y el piloto da la noticia: hay niebla en Menorca habrá que esperar a que este se vaya para poder empezar nuestro viaje. ¡OLE TU! ¡OLE TÚ! En cualquier caso Álvaro era un tío dpm, dijo que los más jóvenes del avión podrían pasarse por cabina.y fotografiarse, así que Liam, el papa y la mama directos para allí. Fotito en la cabi
na del piloto ¡JÁ!

Antes de salir dio tiempo para muchas cosas: darle la papilla al niño, cambiarle ¡¡¡4 VECES EL PAÑAL!!! ¿Por qué? Allá vamos:

  1. Hacía mucho rato que no lo cambiábamos, y tocaba
  2. En pañal limpio, pastelaco, sí le gusta. De culo fino.
  3. Al ponerle el pañal nuevo y con el monumento fuera, pues una meadita y un poco más de eces, para marcar territorio.
  4. El que le duró hasta aterrizar en Menorca

Por eso, hay que ir preparado con todas las bolsas que he comentado en repetidas ocasiones, os reís, pero más me reiré yo si no vais preparados, son muy listos. Lo saben todo. ¡estad atentos! Son como Chenoa x 4. Cuando vosotros vais, l@s niñ@s han ido y venido mucha veces más.

Por lo demás la verdad que el vuelo muy bien, pudimos enseñar al avión entero el repertorio de canciones que Liam escucha cuando ve sus dibujos, pero al final es culturilla. Alguna de esas preguntas cae en BOOM o en el Ahora Caigo…

En fin, espero que los viajes de Liam os hayan hecho reír un poco, desconectar y alguno que otro, verse reflejado. Seguro que experiencias: graciosas y únicas todos las tenemos. Estas son las nuestras.

 

Guillem, Danae y Liam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *