Melancolía, de ida y venida

Miré atrás repasando los pasos de mi vida. Paseé por sitios con historia, otros con sueños y otros que jamás pisé, pero imaginé… y observé, encontré aquello que perdí, no gané, dejé ir.

Ya no estaba, nadie había. Mis recuerdos me la jugaron y junto a mis sueños de la mano se esfumaron.

Lo extrañé, como nunca antes me había pasado. Sentí la angustia y lloré, no lo pude evitar. Me atormentaba, me ahogaba, sentía la presión en el pecho y sin tiempo de adaptación: nuevos sueños se anclaron. Por anhelar lo que en su día fue y ya no, o nunca fue, perdí el pasado, perdía el presente y me asustaba el futuro.

El rincón de historias por ser, crecía, melancolía del ayer…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *