Tristeza, pilar central de flaqueza…

tristeza, pilar central de flaqueza

Lo vi. No lo vi, caí. Las frías gotas de ese gélido otoño, caían. Fuerte. Fácil. No lo vi.

Lo intenté y no conseguí más que ver el vaso lleno que de a poco quedó sin; la alegría, la entereza que un día sí estuvo ahí. Se vació. Sacar fuerzas de flaqueza y no poder sonreír, forzar reírme y acabar quebrando el alma en mil. En mi silencio. Sin nadie cerca. Ratos para mi.

Unos bordes irregulares, otros elaborados. Situaciones nuevas, situaciones antiguas dando forma a las aristas de los trozos rotos de mi vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *