UD Viladecans 0 – 2 UD Vista Alegre

He decidido que después de mucho tiempo sería bueno poder volver a escribir sobre los partidos que vamos disputando con el equipo.  Esta entrada hace referencia al partido del pasado fin de semana 12/01/2020 que nos enfrentó (UD Vista Alegre) a la UD Viladecans. Partido correspondiente a la 16a Jornada del Campeonato Regular de 1a Catalana grupo 2. Un choque que se presentaba crucial por encontrarnos ambos equipos en la parte baja de la clasificación, aunque una victoria permitía poner tierra de por medio con el descenso directo y pegarse al pelotón.


 

Partido anterior

El equipo venía de ganar por 1 gol a 0 en el feudo del Can Vidalet antes de fiestas, un partido que nos permitía romper con una racha de 3 derrotas consecutivas. Partido que por sanción no disputé pero que entrené minutos previos a la disputa y que luego vi desde la grada. El equipo jugó un partido muy serio y a pesar de tener algún jugador fuera de su demarcación habitual mereció ser ganador del choque.

A principios de año, acabamos de disputar los 20 minutos del partido que enfrentamos al Tárrega antes de fiestas y que se suspendió. El resultado entonces era de 2 a 1 favorable para nosotros. El equipo hizo un planteamiento muy serio y consiguió no encajar y además marcar un tanto más, dejando el marcador final en 3 a 1. La situación en la clasificación del equipo ha cambiado mucho respecto a antes de Can Vidalet, pero en un grupo donde todo está muy apretado no nos podemos relajar.

 

Planteamiento del Partido vs UD Viladecans

El planteamiento del partido durante la semana fue muy serio. En primer lugar por la rivalidad existente entre los dos clubes en anteriores campañas, en 2º lugar por el estado de la clasificación y último y 3º por encadenar de nuevo una racha de victorias seguidas. Si valoramos como está yendo la temporada seguramente no esté yendo como nos gustaría al grupo, como dice el míster somos un equipo irregular: 2 victorias, 3 derrotas, no acabamos de coger una línea que parece que hemos encontrado últimamente.

 
 

Día de partido

El domingo por la mañana me quedé con Liam en casa mientras Danae iba a buscar con sus padres y su tío algunos muebles que nos faltaban en el IKEA, así que tocó dosis de niñero, aunque rápido lo dormí. Estuvimos jugando un buen rato pero después de desayunar siempre cae rendido, así que aproveché para jugar un rato al FUTChampion (que soy malísimo).

A las 12:00 conecté con BTV para ver el partido Sant Andreu vs Terrassa de la 3a División grupo 5. Un partido en la parte alta de la clasificación que escuchaba y miraba mientras montábamos los armarios de la habitación del niño. Fue un partido muy interesante que terminó con resultado de 2 a 2. Lástima Álex Fernández lesionarse tan pronto en un partido de este tipo.

A las 14:00 comíamos todos juntos: pasta con verduras y pollo, para luego seguir con mi ritual, lavabo, ducha y listo para ir para Viladecans. la hora de la convocatoria era las 15:30, así que a las 14:50 estaba saliendo de casa. Para este partido como solía hacer en Inglaterra me llevé suplementación para antes del partido. El match iniciaba a las 17:00.

 

Calentamiento

¿Sabes esos partidos que ya notas que el equipo está enchufado? ¿Esos partidos en los que todo el Mundo está más hablador de lo normal? Bueno, pues un calentamiento que empezaba así solo podía presagiar algo bueno. Carrera continúa, movilidad articular con Miguel, escaleras, pases cortos y desplazamiento largo con Pepe, para acabar con conservaciones y salidas.

 

Primera parte

El partido empezó intenso. Ellos tenían dos jugadores referencia arriba que estaban constantemente cruzándose y buscaban ocupar la espalda del central más alejado. Creo que entre la línea defensiva y Tomás el portero conseguimos tenerlo bastante controlado y aunque en alguna ocasión nos superaban Tomás apareció para detener cualquier intento de gol.

El primer gol nuestro tiene un antes y un después. La UD Viladecans está a punto de adelantarse en un centro desde el lado izquierdo que me pasa por encima, el delantero consigue conectar un cabezazo bombeado que pilla a Tomás a contrapie. Este consigue corregir para sacar el balón en la misma línea. En la réplica por nuestra parte y tras un corner sacado por Faura, Víctor en un intento de gol, asiste a Peralta quien marca un más que merecidísimo gol. A nivel personal suyo creo que fue un gol importante y mas aun a nivel moral del equipo.

El segundo gol, llegaría en otra contra, pero esta vez a cargo de Pepe, quien superaría al portero para acabar introduciéndola rasa por el palo corto. Creo que decir que esas fueron nuestras dos únicas ocasiones sería mentir, porque tuvimos algunos mano a mano con el portero que no conseguimos materializar. Con ese marcador nos fuimos al descanso.

 

Segunda parte

La segunda parte estaba claro como iba a ser. Ellos saldrían con todo hasta el punto de jugar con 4 jugadores arriba, e intentar abrir espacios en nuestra línea de 5. Fue una mitad donde ellos fueron los claros dominadores del partido pero se veía que a la contra podíamos generar peligro y ampliar distancias en cualquier momento.

El equipo se mostró sólido, creo que nos sentimos hasta cómodos metidos atrás, líneas juntas y achicar agua. Sí que es verdad que igual dimos un par de pasos de más hacia atrás y quedamos muy metidos. Sufrimos en algún momento más de lo que igual el partido merecía, pero los 14 jugadores que participamos de ese encuentro lo dimos todo.Y el resultado final de 0 a 2, así lo indicaba.

A nivel personal me sentí bien, creo que fue un buen partido y la comunicación con Peñas ayudó. Es importante bajo mi punto de vista tener un equipo que hable, unos compañeros que comuniquen, que estén en constante grito, porque te permite en primer lugar estar muy metido y en segundo lugar tener información constante de lo que está sucediendo. ¡Peñas lo cojo yo!, ¡Guille te va!, ¡Guille lo sigues!

 

Día de después

He decidido profesionalizar al máximo hasta donde pueda mis actitudes con el fútbol, esas que un día tuve y que siempre dije que el futbolista profesional es el que vive de ello. Pero las actitudes tienen que ser siempre las mismas. Tanto es así que estoy intentando cuidar la dieta, puede que no lleve un seguimiento estricto pero intentar limitar cantidades, incorporar alimentos variados, comer más fruta (que la tenia abandonada).

Hoy día después del partido ha tocado ir al gimnasio, soltar piernas con la elíptica, movilidad articular para luego estirar a conciencia. Me he impuesto en la medida de lo posible hacer 5 días de entrenamiento en la semana: los 3 días con el equipo y 2 días (lunes y miércoles) que no entrenados por mi cuenta, para hacer trabajo complementario al que realizamos en el club.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *